Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PAPA FRANCISCO. Mostrar todas las entradas

viernes, 19 de enero de 2018

EL PAPA FRANCISCO EN PERÚ BENDICE IMAGEN DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


El Papa en Perú bendice imagen del Inmaculado Corazón de María
POR MARÍA XIMENA RONDÓN
 Foto: Captura YouTube - Agencia Andina




(ACI).- Tras aterrizar en el grupo aéreo N°8 en Lima, el primer gesto del Papa Francisco en Perú fue bendecir y rezar ante el monumento dedicado al Inmaculado Corazón de María, ubicado en el distrito de Magdalena del Mar.

El Santo Padre fue recibido por el alcalde de Lima, Luis Castañeda; el alcalde de Magdalena del Mar, Francis Alisson; y el alcalde del distrito de San Miguel, Eduardo Bless; quienes le entregaron las llaves de la ciudad.

Tras orar unos instantes ante la imagen de la Madre de Dios, Francisco saludó a los fieles presentes y luego subió al papamóvil para iniciar su recorrido por la avenida Brasil rumbo a la Nunciatura Apostólica.

El monumento al Inmaculado Corazón de María fue inaugurado el 5 de julio 1996. La imagen de color blanco e mide 6.50 metros de altura y pesa 4 toneladas. Además, está sobre una columna de 12 metros de alto.

BIENVENIDO AL PERÚ PAPA FRANCISCO



martes, 16 de enero de 2018

EL PAPA FRANCISCO EN CHILE Y PERÚ


El Papa en Chile y Perú




“El Papa, como lo ha hecho tantas veces en el pasado, quiere hablar con los pueblos indígenas, quiere mostrarles respeto, allí mismo, donde están”, dijo el director de la Sala de Prensa Greg Burke, quien comentó el viaje apostólico del Pontífice a Chile y Perú del 15 al 22 de enero.

Burke aseguró que un momento central de la visita será el encuentro del Papa con los pueblos originarios en ambos países. Se trata de los pueblos araucanos en Chile y del Amazonas en Perú. De hecho, destacó que éste viaje de alguna manera, es el comienzo de los temas del próximo Sínodo para el Amazonas convocado por el Papa para 2019.

“Al mismo tiempo, existe el tema del respeto por los pueblos y también por la Creación”, presentes en la encíclica social sobre temas del cuidado del planeta “Laudato si”. “Una oportunidad para reiterar que podemos aprender mucho de los pueblos indígenas, especialmente en lo que respecta a la relación con la naturaleza”, añadió.

Greg recordó que el Pontífice conoce bien Chile porque vivió allí durante el noviciado de los jesuitas. Igualmente, la realidad de Perú no les indiferente, por el contrario, sostuvo que el Papa respeta la piedad popular de los peruanos. “Es su gente, él habla español…se encontrará muy bien en ambos países”, manifestó.

El Papa en un video mensaje reciente enviado a Perú y Chile manifestó que conoce la historia de esos países, “fraguada con tesón, entrega”.

“Deseo encontrarme con ustedes, mirarlos a los ojos, ver sus rostros y poder entre todos experimentar la cercanía de Dios, su ternura y misericordia que nos abraza y consuela”, agregó.

En la misma línea, el cardenal Pietro Parolin en una reciente entrevista a Vatican News también comentó el viaje del Papa a Chile y Perú y recordó que Francisco va como pastor de la Iglesia universal a encontrarse con las comunidades cristianas que allí viven.

Parolin destacó los desafíos que va a afrontar: “El primero es el de las poblaciones indígenas, y aquí hago referencia al Sínodo Panamazónico”. Y señaló la reflexión sobre “cuál es la contribución de estas poblaciones dentro de cada país, de sus sociedades, y para dar una contribución también a estas sociedades”.

Y después se refirió al tema de la corrupción que el “Papa siente mucho” y “que impide el desarrollo y también la superación de la pobreza y de la miseria. Creo que no será un viaje simple, pero será realmente un viaje apasionante”, manifestó.

En el sur de Chile, en Temuco, Francisco encontrará 23 comuneros indígenas, en la zona que ha sido escenario de varios conflictos con miembros de la comunidad mapuche.

En Perú, asimismo, visitará a los aborígenes en Puerto Maldonado, en el Coliseo Cerrado Madre de Dios. Allí, vendrán representantes de comunidades indígenas de Bolivia y Brasil.

El Sucesor de Pedro es un líder religioso, pero en esta ocasión también se presenta como ‘puente’ de encuentro con las comunidades locales sobre temas fundamentales como el cuidado del medio ambiente, la dignidad de los pueblos originarios y la exclusión.

El papa Francisco anunció su deseo de realizar un Sínodo Panamazónico en 2019. Se trata de una cita que implica el territorio de 9 países de la región, unos 6 millones de kilómetros cuadrados. Los obispos y las comunidades locales reflexionarán sobre el futuro de la zona con la mayor biodiversidad del planeta.




© Ary Waldir Ramos Díaz

PAPA FRANCISCO LLEGÓ A CHILE - NOTICIAS


El Papa Francisco llegó a Chile
 Foto: Bárbara Bustamante (ACI Prensa)





(ACI).- A las 7:13 p.m. (hora local), aterrizó en el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile, el avión de Alitalia que trajo desde Roma al Papa Francisco, quien realizará una visita apostólica de cuatro días y que además de la capital, comprenderá las ciudades de Temuco e Iquique.

El Santo Padre fue recibido por la presidenta Michele Bachellet, por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati; y por el Presidente de la Conferencia Episcopal Chilena, Mons. Santiago Silva Retamales.


Al bajar de las escalinatas, dos menores en trajes típicos le entregaron un ramo de flores. Más adelante Constanza, una pequeña niña, le dedicó el villancico chileno "Buenas noches Mariquita".

Entre los presentes, además de autoridades locales, se encontraban el Nuncio Apostólico en Chile, Mons. Ivo Scapolo; y el responsable de la comisión de la visita papal, Mons. Fernando Ramos.

Este es el viaje internacional número 22 del Papa Francisco, quien se convierte en el segundo Pontífice en visitar Chile después de San Juan Pablo II, que viajó al país sudamericano en 1987.

         



El Papa Francisco se reunió con la Presidenta de Chile





(ACI).- Luego de su encuentro con las autoridades civiles y el cuerpo diplomático acreditado, el Papa Francisco se reunió de forma privada con la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet.


Con el Papa Francisco conversamos sobre los múltiples desafíos del nuevo Chile, que tenemos el deber de saber interpretar, acoger, pero, sobre todo, al que debemos dar las respuestas que necesita. La palabra de @Pontifex_es en Chile renueva esa misión. #FranciscoEnChile

Tras el diálogo, la Presidenta presentó a su madre, Ángela Jeria, al Papa, con quien también conversó brevemente.

En sus palabras ante las autoridades civiles, Bachelet expresó su deseo de que la visita de Francisco, “así como es un regalo para nosotros, sea un momento de alegría para usted, por el cariño y compromiso de chilenos y chilenas que irán a su encuentro”.

En su discurso a las autoridades, el Pontífice hizo un llamado a una “opción radical por la vida” y pidió perdón por los abusos contra menores cometidos por sacerdotes en el país.

La reunión se realizó en el Palacio de la Moneda alrededor de las 09:00 a.m. (hora local) y tras ella el Santo Padre se dirigió al Parque O’Higgins en donde presidirá una Misa ante cientos de miles de fieles.

         



El Papa en Chile: Francisco llegó a la Nunciatura Apostólica donde pernoctará






(ACI).- Tras rezar brevemente ante la tumba de Mons. Enrique Alvear, el “Obispo de los pobres”, el Papa Francisco se dirigió a la Nunciatura Apostólica en Chile donde pernoctará durante los días que dure su visita al país.

Al llegar al lugar alrededor de las 8:30 p.m., el Pontífice recibió unas flores de dos niños con los que conversó brevemente y a quienes bendijo.

El Papa se acercó luego a los fieles presentes en las afueras de la sede diplomática, de quienes recibió algunos obsequios y dialogó unos momentos.

El Santo Padre bendijo y saludó a muchas de las personas que lo esperaron en la Nunciatura por varias horas con el deseo de verlo.

La llegada de Francisco estuvo acompañada por los cantos de los coros de los colegios Villa Maria Academy y Verbo Divino, en el que participaron unas 50 personas.

         


[TEXTO] Discurso del Papa Francisco en su encuentro con autoridades y sociedad civil de Chile





(ACI).- El Papa Francisco dirigió este martes un discurso ante las autoridades, sociedad civil y cuerpo diplomático, en el que hizo un llamado a una “opción radical por la vida” y pidió perdón por los abusos contra menores cometidos por sacerdotes.

A continuación el texto completo:

Señora Presidenta, miembros del Gobierno de la República y del Cuerpo Diplomático, representantes de la sociedad civil, distinguidas autoridades, señoras y señores:

Es para mí una alegría poder estar nuevamente en suelo latinoamericano y comenzar esta visita por esta querida tierra chilena que ha sabido hospedarme y formarme en mi juventud; quisiera que este tiempo con ustedes fuera también un tiempo de gratitud por tanto bien recibido.

Me viene a la memoria esa estrofa de vuestro himno nacional: «Puro, Chile, es tu cielo azulado, / puras brisas te cruzan también, / y tu campo de flores bordado/ es la copia feliz del Edén», un verdadero canto de alabanza por la tierra que habitan, llena de promesas y desafíos; pero especialmente preñada de futuro.

Gracias señora Presidenta por las palabras de bienvenida que me ha dirigido. En usted quiero saludar y abrazar al pueblo chileno desde el extremo norte de la región de Arica y Parinacota  hasta el archipiélago sur «y a su desenfreno de penínsulas y canales». La diversidad y riqueza geográfica que poseen nos permite vislumbrar la riqueza de esa polifonía cultural que los caracteriza.

Agradezco la presencia de los miembros del gobierno; los Presidentes del Senado, de la Cámara de Diputados y de la Corte Suprema, así como las demás autoridades del Estado y sus colaboradores.

Saludo al Presidente electo aquí presente, señor Sebastián Piñera Echenique, que ha recibido recientemente el mandato del pueblo chileno de gobernar los destinos del País los próximos cuatro años.

Chile se ha destacado en las últimas décadas por el desarrollo de una democracia que le ha permitido un sostenido progreso. Las recientes elecciones políticas fueron una manifestación de la solidez y madurez cívica que han alcanzado, lo cual adquiere un relieve particular este año en el que se conmemoran los 200 años de la declaración de la independencia. Momento particularmente importante, ya que marcó su destino como pueblo, fundamentado en la libertad y en el derecho, que ha debido también enfrentar diversos períodos turbulentos pero que logró —no sin dolor— superar. De esta forma supieron ustedes consolidar y robustecer el sueño de sus padres fundadores.

En este sentido, recuerdo las emblemáticas palabras del Card. Silva Henríquez cuando en un Te Deum afirmaba: «Nosotros —todos— somos constructores de la obra más bella: la patria. La patria terrena que prefigura y prepara la patria sin fronteras. Esa patria no comienza hoy, con nosotros; pero no puede crecer y fructificar sin nosotros. Por eso la recibimos con respeto, con gratitud, como una tarea que hace muchos años comenzaba, como un legado que nos enorgullece y compromete a la vez».

Cada generación ha de hacer suyas las luchas y los logros de las generaciones pasadas y llevarlas a metas más altas aún. El bien, como también el amor, la justicia y la solidaridad, no se alcanzan de una vez para siempre; han de ser conquistados cada día. No es posible conformarse con lo que ya se ha conseguido en el pasado e instalarse, y disfrutarlo como si esa situación nos llevara a desconocer que todavía muchos hermanos nuestros sufren situaciones de injusticia que nos reclaman a todos.

Tienen ustedes, por tanto, un reto grande y apasionante: seguir trabajando para que la democracia y el sueño de sus mayores, más allá de sus aspectos formales, sea de verdad lugar de encuentro para todos. Que sea un lugar en el que todos, sin excepción, se sientan convocados a construir casa, familia y nación.

Un lugar, una casa, una familia, llamada Chile: generoso, acogedor, que ama su historia, que trabaja por su presente de convivencia y mira con esperanza al futuro. Nos hace bien recordar aquí las palabras de san Alberto Hurtado: «Una Nación, más que por sus fronteras, más que su tierra, sus cordilleras, sus mares, más que su lengua o sus tradiciones, es una misión a cumplir». Es futuro. Y ese futuro se juega, en gran parte, en la capacidad de escuchar que tengan su pueblo y sus autoridades.

Tal capacidad de escucha adquiere gran valor en esta nación donde su pluralidad étnica, cultural e histórica exige ser custodiada de todo intento de parcialización o supremacía y que pone en juego la capacidad que tengamos para deponer dogmatismos exclusivistas en una sana apertura al bien común —que si no tiene un carácter comunitario nunca será un bien—.

Es preciso escuchar: escuchar a los parados, que no pueden sustentar el presente y menos el futuro de sus familias; a los pueblos originarios, frecuentemente olvidados y cuyos derechos necesitan ser atendidos y su cultura cuidada, para que no se pierda parte de la identidad y riqueza de esta nación. Escuchar a los migrantes, que llaman a las puertas de este país en busca de mejora y, a su vez, con la fuerza y la esperanza de querer construir un futuro mejor para todos.


Escuchar a los jóvenes, en su afán de tener más oportunidades, especialmente en el plano educativo y, así, sentirse protagonistas del Chile que sueñan, protegiéndolos activamente del flagelo de la droga que les cobra lo mejor de sus vidas. Escuchar a los ancianos, con su sabiduría tan necesaria y su fragilidad a cuestas. No los podemos abandonar.

Escuchar a los niños, que se asoman al mundo con sus ojos llenos de asombro e inocencia y esperan de nosotros respuestas reales para un futuro de dignidad. Y aquí no puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia. Me quiero unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir.

Con esta capacidad de escucha somos invitados —hoy de manera especial— a prestar una preferencial atención a nuestra casa común: fomentar una cultura que sepa cuidar la tierra y para ello no conformarnos solamente con ofrecer respuestas puntuales a los graves problemas ecológicos y ambientales que se presentan; en esto se requiere la audacia de ofrecer «una mirada distinta, un pensamiento, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resistencia ante el avance del paradigma tecnocrático» que privilegia la irrupción del poder económico en contra de los ecosistemas naturales y, por lo tanto, del bien común de nuestros pueblos.

La sabiduría de los pueblos originarios puede ser un gran aporte. De ellos podemos aprender que no hay verdadero desarrollo en un pueblo que dé la espalda a la tierra y a todo y a todos los que la rodean. Chile tiene en sus raíces una sabiduría capaz de ayudar a trascender la concepción meramente consumista de la existencia para adquirir una actitud sapiencial frente al futuro.

El alma de la chilenía es vocación a ser, esa terca voluntad de existir. Vocación a la que todos están convocados y en la que nadie puede sentirse excluido o prescindible. Vocación que reclama una opción radical por la vida, especialmente en todas las formas en la que ésta se vea amenazada.

Agradezco una vez más la invitación de poder venir a encontrarme con ustedes, con el alma de este pueblo; y ruego para que la Virgen del Carmen, Madre y Reina de Chile, siga compañando y gestando los sueños de esta bendita nación.


         



El Papa Francisco pide perdón por abusos de sacerdotes en su primer discurso en Chile





(ACI).- En su primera actividad oficial en Chile, el Papa Francisco expresó su dolor por “el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”, y señaló que “es justo pedir perdón”, apoyar a las víctimas y empeñarse porque estos hechos no se vuelvan a repetir.

El Santo Padre expresó estas palabras durante el encuentro con las autoridades, sociedad civil y cuerpo diplomático realizado este 16 de enero en el Palacio de La Moneda.

En su discurso, el Papa hizo un llamado a hacer del país “una casa, una familia”, e indicó que para ello es necesaria la “capacidad de escucha” entre todos los sectores, especialmente los más vulnerables, entre ellos los niños.

“Y aquí no puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia. Me quiero unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir”, expresó.

Francisco no mencionó nombres, sin embargo, en Chile existe el caso del sacerdote Fernando Karadima, hoy de 87 años y acusado de haber cometido abusos sexuales en los años 90.

La justicia chilena cerró el proceso en el 2010. Sin embargo, la investigación canónica de la Santa Sede lo encontró culpable de abusos sexuales contra menores.

La investigación de la Congregación para la Doctrina de la Fe se inició en julio de 2010 y concluyó con un decreto dado a conocer el 16 de enero de 2011.

El decreto le prohibió a perpetuidad ejercer sus funciones sacerdotales y, considerando la edad de entonces (80 años) y su salud, se le impuso ser retirado “a una vida de oración y de penitencia, también en reparación de las víctimas de sus abusos”.


         




Este es el recorrido de las imágenes que acompañarán la Misa papal en el norte de Chile
POR GISELLE VARGAS
 Créditos: ConectaCEC - Tesoros del Pueblo




(ACI).- El 17 de enero comenzará la peregrinación de las imágenes de Nuestra Señora del Carmen de La Tirana, San José y San Lorenzo de Tarapacá desde sus santuarios en el norte de Chile hacia Iquique, para acompañar al día siguiente la Misa que presidirá el Papa Francisco.

Tanto San Lorenzo de Tarapacá como Nuestra Señora del Carmen -ubicados a 100 y 75 kilómetros de Iquique-, son dos santuarios que convocan a miles de peregrinos en sus fiestas del 10 de agosto y 16 de julio respectivamente.

Esta será la última Misa que celebrará Francisco en el país, en la cual también coronará la imagen de Nuestra Señora del Carmen de La Tirana como Reina y Madre de Chile.

En 1987 San Juan Pablo II coronó con el mismo título a la imagen de la Virgen del Carmen que se encuentra en el Santuario Nacional de Maipú.

Para que esto sea posible, las imágenes deben salir de sus respectivos santuarios y las respectivas comunidades y federaciones de bailes religiosos han preparado un itinerario que comenzará el miércoles 17.

La “bajada” de la imagen de la Virgen del Carmen, junto con la de San José, está planificada para las 9 a.m. hora local y está a cargo de la Comunidad Custodia del Santuario y la Federación de Bailes Religiosos de La Tirana.

Al llegar a Iquique, el vehículo que traslada a la “Chinita”, pasará por la rotonda El Pampino, las calles O’Higgins, Arturo Fernández, Sotomayor y Amunátegui. Se espera que llegue al mediodía a la parroquia del Perpetuo Socorro, lugar representativo e histórico para los bailes religiosos.

En El Colorado, sector norte de Iquique, se levantará un altar y las asociaciones saludarán a la Virgen del Carmen de La Tirana por turnos hasta las 9:00 p.m.

Luego las imágenes de San José y la Virgen serán guardadas hasta la madrugada del 18 de enero a la espera de ser trasladadas a Playa Lobito, donde se realizará la Misa con el Papa.

Concluida la Eucaristía, las imágenes de San José y la Virgen de La Tirana, ya coronada como Reina y Madre de Chile, regresarán al pueblo de La Tirana donde se realizará una ceremonia de entronización al Santuario.

Esta es la segunda vez que la "Chinita" sale de su santuario para visitar Iquique. La primera ocasión fue para la preparación del Jubileo del año 2000.

Juan Pablo Maturana, Presidente de la Federación de Bailes Religiosos de La Tirana, llamó a los fieles a participar de este acontecimiento saludando a la “Chinita del Carmelo” que será coronada por el Papa Francisco como un “reconocimiento a la fe del pueblo nortino que por siglos ha caminado de la mano de María”.

“Para nosotros es una satisfacción y orgullo porque se ha escuchado nuestra humilde petición que el Papa ponga en la cabeza de nuestra Madre una corona. Somos parte de la Iglesia viva, de la Iglesia que danza y que mejor que todo se centre en la Madre del Salvador que se queda junto a nosotros para el anuncio de la Buena Nueva”, dijo a ACI Prensa.

En tanto, la imagen de San Lorenzo de Tarapacá saldrá en caravana del santuario el 17 de enero a las 7:30 a.m. hora local y pasará por los pueblos de Pagua, Huara, Alto Hospicio hasta llegar a Iquique.

A las 10:30 a.m. la imagen llegará a la avenida Héroes de la Concepción (entre calles O’Higgins y Zegers) y será montada en el anda que la llevará a la parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación. También se instalará una reliquia de San Lorenzo, traída desde España hace varios años.

Al mediodía comienzan los saludos de los Bailes Religiosos de San Lorenzo por turnos hasta la medianoche. En paralelo los fieles también podrán venerar al santo patrón de los mineros, transportistas y comerciantes.

Se estima que a la 1:30 a.m. del 18 de enero la imagen de San Lorenzo de Tarapacá salga hacia Playa Lobito y sea entronizada en el presbiterio.

El 18 de enero, luego de la Eucaristía, la imagen volverá al santuario a las 7 p.m.

Para Rodrigo Herrera, Presidente de la Agrupación de Bailes Religiosos de San Lorenzo de Tarapacá, esta es una oportunidad para dar a conocer el fervor religioso que “será vivido de la misma forma como cuando se esperan las vísperas de cada fiesta, en La Tirana el 16 de julio y San Lorenzo el 10 de agosto, así vamos a vivir este 18 de enero”.




El Papa Francisco llama a Chile a una opción radical por la vida




(ACI).- “Una opción radical por la vida”, fue el llamado que hizo el Papa Francisco en su discurso ante la presidenta Michelle Bachelet y demás autoridades locales desde el Palacio de la Moneda, una exhortación que tiene lugar a pocos meses de la despenalización del aborto impulsada por el gobierno chileno.

“El alma de la chilenía es vocación a ser, esa terca voluntad de existir. Vocación a la que todos están convocados y en la que nadie puede sentirse excluido o prescindible. Vocación que reclama una opción radical por la vida, especialmente en todas las formas en la que ésta se vea amenazada”, señaló el Papa.

En ese sentido, pidió hacer del país “una casa, una familia”, e indicó que para ello es necesaria la “capacidad de escucha” entre todos los sectores, especialmente los más vulnerables, como los ancianos, los niños, los migrantes, los pueblos originarios, entre otros.

“Tal capacidad de escucha adquiere gran valor en esta nación donde su pluralidad étnica, cultural e histórica exige ser custodiada de todo intento de parcialización o supremacía y que pone en juego la capacidad que tengamos para deponer dogmatismos exclusivistas en una sana apertura al bien común, que si no tiene un carácter comunitario nunca será un bien”, señaló.

El Papa dijo a las autoridades y sociedad civil que tienen “un reto grande y apasionante: seguir trabajando para que la democracia y el sueño de sus mayores, más allá de sus aspectos formales, sea de verdad lugar de encuentro para todos”.

“Que sea un lugar en el que todos, sin excepción, se sientan convocados a construir casa, familia y nación. Un lugar, una casa, una familia, llamada Chile”.

En ese sentido, invitó a recordar “las palabras de San Alberto Hurtado: ‘Una Nación, más que por sus fronteras, más que su tierra, sus cordilleras, sus mares, más que su lengua o sus tradiciones, es una misión a cumplir’”.

Durante su discurso, el Pontífice también expresó su dolor por los abusos cometidos por parte de sacerdotes y señaló que “es justo pedir perdón”, apoyar a las víctimas y empeñarse porque estos hechos no se vuelvan a repetir.

En el evento también estuvo presente el presidente electo Sebastián Piñera. Al término de su discurso, el Papa salió acompañado por las autoridades para dirigirse al Parque O’Higgins, donde celebrará una multitudinaria Misa.




 Las bienaventuranzas son el horizonte del cristiano, afirma el Papa durante Misa en Chile
POR BÁRBARA BUSTAMANTE
 Foto: David Ramos (ACIPrensa)




(ACI).- En su segundo día de visita en Chile, el Papa Francisco celebró una multitudinaria Misa en el Parque O’Higgins, en Santiago, donde alentó a los presentes a vivir las bienaventuranzas, que son el horizonte del cristiano y que nacen “del corazón misericordiosos que no se cansa de esperar”.

La Eucaristía comenzó a las 10:30 a.m. y congregó unas 400 mil personas, según cifras oficiales. Estuvo marcada por la coronación de la imagen de la Virgen del Carmen, Patrona de Chile.

En su homilía, el Santo Padre destacó las actitudes con las que Jesús sale al encuentro del hombre, de las cuales la primera es “ver, es mirar el rostro de los suyos”.

“No fueron ideas o conceptos los que movieron a Jesús… son los rostros, son personas; es la vida que clama a la Vida que el Padre nos quiere transmitir”, destacó el Papa.

A partir de ese encuentro entre Jesús y el rostro del hombre nacen las bienaventuranzas “que son el horizonte hacia el cual somos invitados y desafiados a caminar”.


Estas bienaventuranzas no nacen de una actitud pasiva, ni de espectador, ni de desventuras, ni de espejismos, sino de “del corazón compasivo de Jesús que se encuentra con el corazón de hombres y mujeres que quieren y anhelan una vida bendecida”.

“De hombres y mujeres que saben de sufrimiento (...), pero más saben de tesón y de lucha para salir adelante; más saben de reconstrucción y de volver a empezar”, agregó.

“¡Cuánto conoce el corazón chileno de reconstrucciones y de volver a empezar”, destacó el Papa Francisco, “cuánto conocen ustedes de levantarse después de tantos derrumbes! ¡A ese corazón apela Jesús; para ese corazón son las bienaventuranzas!”.

El Papa Francisco alentó a los chilenos a “¡sembrar la paz a golpe de proximidad, de vecindad!”, es decir salir al encuentro de los demás, “de aquel que lo está pasando mal, que no ha sido tratado como persona, como un digno hijo de esta tierra”.

“El trabajador de la paz”, explicó, “sabe que muchas veces es necesario vencer grandes o sutiles mezquindades y ambiciones, que nacen de pretender crecer y ‘darse un nombre’, de tener prestigio a costa de otros”.

Quien trabaja por la paz “sabe que no alcanza con decir: no le hago mal a nadie”, sino que “construir la paz es un proceso que nos convoca y estimula nuestra creatividad para gestar


relaciones capaces de ver en mi vecino no a un extraño, a un desconocido, sino a un hijo de esta tierra”.

El Papa pidió a la Virgen Inmaculada que desde el Cerro San Cristóbal “nos ayude a vivir y a desear el espíritu de las bienaventuranzas; para que en todos los rincones de esta ciudad se escuche como un susurro: ‘Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios’”.

Al terminar la Eucaristía el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, agradeció al Papa Francisco por su visita a Chile “en cuyo corazón brilla la vocación del entendimiento y no del enfrentamiento”.

“Le damos gracias Papa Francisco, porque de sus labios hemos escuchado la voz de Jesús ‘mi paz les dejo’ y en un gesto de fraternidad nos ha invitado a hacernos mutuamente don de esa misma paz”, expresó el Cardenal Ezzati.

_______________

Homilía del Papa Francisco durante la Misa en Santiago de Chile


(ACI).- En su segundo día en Chile, el Papa Francisco preside la Santa Misa en el Parque O'Higgins en Santiago, luego de haber tenido un encuentro con las autoridades.

A continuación el texto completo:

«Al ver a la multitud» (Mt 5,1). En estas primeras palabras del Evangelio que acabamos de escuchar encontramos la actitud con la que Jesús quiere salir a nuestro encuentro, la misma actitud con la que Dios siempre ha sorprendido a su pueblo (cf. Ex 3,7).

La primera actitud de Jesús es ver, mirar el rostro de los suyos. Esos rostros ponen en movimiento el amor visceral de Dios. No fueron ideas o conceptos los que movieron a Jesús… son los rostros, son las personas; es la vida que clama a la Vida que el Padre nos quiere transmitir.

Al ver a la multitud, Jesús encuentra el rostro de la gente que lo seguía y lo más lindo es ver que ellos, a su vez, encuentran en la mirada de Jesús el eco de sus búsquedas y anhelos. De ese encuentro nace este elenco de bienaventuranzas que son el horizonte hacia el cual somos invitados y desafiados a caminar.

Las bienaventuranzas no nacen de una actitud pasiva frente a la realidad, ni tampoco pueden nacer de un espectador que se vuelve un triste autor de estadísticas de lo que  acontece.


No nacen de los profetas de desventuras que se contentan con sembrar desilusión. Tampoco de espejismos que nos prometen la felicidad con un «clic», en un abrir y cerrar de ojos.

Por el contrario, las bienaventuranzas nacen del corazón compasivo de Jesús que se encuentra con el corazón compasivo y necesitado de compasión de hombres y mujeres que quieren y anhelan una vida bendecida; de hombres y mujeres que saben de sufrimiento; que conocen el desconcierto y el dolor que se genera cuando «se te mueve el piso» o «se inundan los sueños» y el trabajo de toda una vida se viene abajo; pero más saben de tesón y de lucha para salir adelante; más saben de reconstrucción y de volver a empezar.

¡Cuánto conoce el corazón chileno de reconstrucciones y de volver a empezar; cuánto conocen ustedes de levantarse después de tantos derrumbes! ¡A ese corazón apela Jesús; para que ese corazón reciba las bienaventuranzas!

Las bienaventuranzas no nacen de actitudes criticonas ni de la «palabrería barata» de aquellos que creen saberlo todo pero no se quieren comprometer con nada ni con nadie, y terminan así bloqueando toda posibilidad de generar procesos de transformación y reconstrucción en nuestras comunidades, en nuestras vidas.

Las bienaventuranzas nacen del corazón misericordioso que no se cansa de esperar. Y experimenta que la esperanza «es el nuevo día, la extirpación de una inmovilidad, el sacudimiento de una postración negativa» (Pablo Neruda, El habitante y su esperanza, 5).

Jesús, al decir bienaventurado al pobre, al que ha llorado, al afligido, al paciente, al que ha perdonado... viene a extirpar la inmovilidad paralizante del que cree que las cosas no pueden cambiar, del que ha dejado de creer en el poder transformador de Dios Padre y en sus hermanos, especialmente en sus hermanos más frágiles, en sus hermanos descartados.

Jesús, al proclamar las bienaventuranzas viene a sacudir esa postración negativa llamada resignación que nos hace creer que se puede vivir mejor si nos escapamos de los problemas, si huimos de los demás; si nos escondemos o encerramos en nuestras comodidades, si nos adormecemos en un consumismo tranquilizante (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 2). Esa resignación que nos lleva a aislarnos de todos, a dividirnos, separarnos; a hacernos los ciegos frente a la vida y al sufrimiento de los otros.

Las bienaventuranzas son ese nuevo día para todos aquellos que siguen apostando al futuro, que siguen soñando, que siguen dejándose tocar e impulsar por el Espíritu de Dios. Qué bien nos hace pensar que Jesús desde el Cerro Renca o Puntilla viene a decirnos: bienaventurados… Sí, bienaventurado vos y vos; a cada uno de nosotros. Bienaventurados ustedes que se dejan contagiar por el Espíritu de Dios y luchan y trabajan por ese nuevo día, por ese nuevo Chile, porque de ustedes será el reino de los cielos. «Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios» (Mt 5,9).


Y frente a la resignación que como un murmullo grosero socava nuestros lazos vitales y nos divide, Jesús nos dice: bienaventurados los que se comprometen por la reconciliación. Felices aquellos que son capaces de ensuciarse las manos y trabajar para que otros vivan en paz. Felices aquellos que se esfuerzan por no sembrar división. De esta manera, la bienaventuranza nos hace artífices de paz; nos invita a comprometernos para que el espíritu de la reconciliación gane espacio entre nosotros.

¿Quieres dicha? ¿Quieres felicidad? Felices los que trabajan para que otros puedan tener una vida dichosa. ¿Quieres paz?, trabaja por la paz. No puedo dejar de evocar a ese gran pastor que tuvo Santiago cuando en un Te Deum decía: «“Si quieres la paz, trabaja por la justicia”… Y si alguien nos pregunta: “¿qué es la justicia?” o si acaso consiste solamente en “no robar”, le diremos que existe otra justicia: la que exige que cada hombre sea tratado como hombre» (Card. Raúl Silva Henríquez, Homilía en el Te Deum Ecuménico, 18 septiembre 1977).

¡Sembrar la paz a golpe de proximidad, de vecindad! A golpe de salir de casa y mirar rostros, de ir al encuentro de aquel que lo está pasando mal, que no ha sido tratado como persona, como un digno hijo de esta tierra. Esta es la única manera que tenemos de tejer un futuro de paz, de volver a hilar una realidad que se puede deshilachar.

El trabajador de la paz sabe que muchas veces es necesario vencer grandes o sutiles mezquindades y ambiciones, que nacen de pretender crecer y «darse un nombre», de tener prestigio a costa de otros. El trabajador de la paz sabe que no alcanza con decir: no le hago mal a nadie, ya que como decía san Alberto Hurtado: «Está muy bien no hacer el mal, pero está muy mal no hacer el bien» (Meditación radial, abril 1944).

Construir la paz es un proceso que nos convoca y estimula nuestra creatividad para gestar relaciones capaces de ver en mi vecino no a un extraño, a un desconocido, sino a un hijo de esta tierra.

Encomendémonos a la Virgen Inmaculada que desde el Cerro San Cristóbal cuida y acompaña esta ciudad. Que ella nos ayude a vivir y a desear el espíritu de las bienaventuranzas; para que en todos los rincones de esta ciudad se escuche como un susurro: «Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios» (Mt 5,9).



Este fue el mensaje del Papa Francisco para Argentina en su camino a Chile
El Papa Francisco y la Virgen de Luján / Foto: News.va




(ACI).- Desde el avión que lo lleva Chile, el Papa Francisco dirigió un breve mensaje a su tierra natal Argentina a través de un telegrama enviado al presidente Mauricio Macri.

“Mientras vuelo sobre el espacio aéreo argentino, le extiendo mis cálidos saludos y les envío mis mejores deseos a todas las personas de mi tierra natal, asegurándoles mi cercanía y bendición. Les pido a todos ustedes, por favor, no olviden de rezar por mí”, expresó el Pontífice.

Como es costumbre, cada vez que el Pontífice realiza un viaje internacional, envía un mensaje de saludo a los países por donde cruza antes de llegar a su destino final.


Así, en su camino a Chile, el Santo Padre también saludos al pueblo paraguayo. “Recordando nuestra reciente reunión, envío mis saludos a su excelencia y al pueblo de Paraguay mientras vuelo sobre esta nación en mi camino a Chile y Perú, sobre todo ustedes invoco las bendiciones divinas de paz y fortaleza”, manifestó en su mensaje al presidente Horacio Cartes.

Previamente, Francisco envió un telegrama al presidente de Brasil, Michel Temer. “Mientras vuelo sobre Brasil en mi viaje apostólico a Chile y Perú, ofrezco mis mejores deseos a su excelencia y los ciudadanos, con la seguridad de mis oraciones por la paz y prosperidad de la nación”, expresó.

El Papa también dirigió mensajes a Senegal, Cabo Verde, Marruecos, España, Francia e Italia.


El Santo Padre permanecerá en Chile del 15 al 18 de enero y visitará Santiago, Temuco e Iquique.

Posteriormente partirá hacia Perú, donde estará hasta el 21 de enero y visitará Lima, Puerto Maldonado y Trujillo.

lunes, 15 de enero de 2018

PAPA FRANCISCO REZA EN SANTA MARÍA LA MAYOR PARA ENCOMENDAR SU VIAJE A CHILE Y PERÚ


El Papa Francisco reza en Santa María la Mayor para encomendar su viaje a Chile y Perú





El Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, informó que el Papa Francisco fue esta tarde a la Basílica de Santa María la Mayor para encomendar a la Virgen su viaje a Chile y Perú.


“El Papa acaba de encomendar a la Virgen el viaje a Chile y Perú, que inicia el lunes”, informó este sábado a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, L'Osservatore Romano indicó que el Pontífice puso un ramo de flores ante la imagen de la Salus Populi Romani (Protectora del Pueblo Romano), advocación mariana ante la que acostumbra rezar antes y después de realizar un viaje internacional. 

El Santo Padre está en Chile del 15 al 18 de enero y visitará Santiago, Temuco e Iquique.

El jueves 18 por la tarde partirá hacia Perú, donde permanecerá hasta el 21 de enero. En este país visitará Puerto Maldonado, Trujillo y Lima.

Este es el viaje internacional número 22 del Papa Francisco.

PAPA FRANCISCO: SOLO EL ENCUENTRO CON DIOS PUEDE DAR SENTIDO PLENO A LA VIDA


Solo el encuentro con Dios puede dar sentido pleno a la vida, destaca el Papa
Aciprensa





Después de la Misa con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado, el Papa Francisco presidió el rezo del Ángelus y comentó el Evangelio del día en el que “se propone el tema de la manifestación del Señor”.

El Papa expresó que el tiempo ordinario que ha comenzado “sirve para animar y verificar nuestro camino de fe en la vida cotidiana, en una dinámica que se mueve entre epifanía y secuela, entre manifestación y vocación”.

“Solo un encuentro personal con Jesús genera un camino de fe y de discipulado. Podremos hacer tantas experiencias, realizar muchas coas, establecer relaciones con muchas personas, pero solo el encuentro con Jesús, en esa hora que Dios conoce, puede dar sentido pleno a nuestra vida y hacer fecundos nuestros proyectos y nuestras iniciativas”. 

Francisco manifestó que “cada uno de nosotros, en cuanto a ser humano, está en la búsqueda: búsqueda de la felicidad, de amor, de vida buena y plena. Dios Padre nos ha dado todo esto en su Hijo Jesús”.

Y en esa búsqueda, “es fundamental el papel de un testimonio verdadero, de una persona que primero hizo el camino y se ha encontrado con el Señor”.

“La vida de fe consiste en el deseo ardiente de estar con el Señor, y por tanto en una búsqueda continua del lugar donde Él habita. Estamos llamados a superar una religiosidad habitual y descontada, reavivando el encuentro con Jesús en la oración, en la meditación de la Palabra de Dios y en frecuentar los Sacramentos, para estar con Él y llevar fruto gracias a Él, a su ayuda, a su gracia”, añadió.

martes, 2 de enero de 2018

EN FIESTA DE MARÍA MADRE DE DIOS, PAPA FRANCISCO INVITA A EMPEZAR EL AÑO SIN FARDOS DEL PASADO


En fiesta de María Madre de Dios el Papa invita a empezar el año sin “fardos del pasado”
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 01 Ene. 18 / 04:42 am (ACI).- En su primera homilía del año, pronunciada durante la Misa de la Solemnidad de Santa María Madre de Dios este lunes 1 de enero, el Papa Francisco invitó a los cristianos a mirar en su corazón para comenzar el nuevo año “desde el centro, dejar atrás los fardos del pasado y empezar de nuevo desde lo que importa”.

El Santo Padre planteó la siguiente cuestión: “¿Por qué decimos Madre de Dios y no Madre de Jesús?”. Recordó que, en el pasado, algunas voces dentro de la Iglesia pedían que se limitara a reconocer a Jesús únicamente como Madre de Jesús, “pero la Iglesia afirmó: María es Madre de Dios”.

“Desde que el Señor se encarnó en María, y por siempre, nuestra humanidad está indefectiblemente unida a Él. Ya no existe Dios sin el hombre: la carne que Jesús tomó de su Madre es suya también ahora y lo será para siempre. Decir Madre de Dios nos recuerda esto: Dios se ha hecho cercano con la humanidad como un niño a su madre que lo lleva en el seno”.

En su homilía, el Pontífice también subrayó que “la palabra madre (mater) hace referencia también a la palabra materia. En su Madre, el Dios del cielo, el Dios infinito se ha hecho pequeño, se ha hecho materia, para estar no solamente con nosotros, sino también para ser como nosotros”.

“He aquí el milagro, la novedad: el hombre ya no está solo; ya no es huérfano, sino que es hijo para siempre. El año se abre con esta novedad. Y nosotros la proclamamos diciendo: ¡Madre de Dios!”.

“Nuestra soledad ha sido derrotada”, continuó. Por ello, “servir a la vida humana es servir a Dios”.

El valor del silencio

El Papa Francisco también destacó una de las principales características del relato evangélico de la Navidad: el silencio.

En concreto, llamó la atención sobre esta frase del Evangelio de San Lucas: “Custodiaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón”.

“Custodiaba. Simplemente custodiaba. María no habla: el Evangelio no nos menciona ni tan siquiera una sola palabra suya en todo el relato de la Navidad. También en esto la Madre está unida al Hijo: Jesús es infante, es decir ‘sin palabra’. Él, el Verbo, la Palabra de Dios que ‘muchas veces y en diversos modos en los tiempos antiguos había hablado’, ahora, en la ‘plenitud de los tiempos’, está mudo”.

El Pontífice destacó que también esto tiene un sentido en la historia de la salvación, y pone de relieve la realeza de Jesús: “El Dios ante el cual se guarda silencio es un niño que no habla. Su majestad es sin palabras, su misterio de amor se revela en la pequeñez. Esta pequeñez silenciosa es el lenguaje de su realeza. La Madre se asocia al Hijo y custodia en el silencio”.

El misterio del silencio en el nacimiento de Jesús supone una oportunidad para la meditación del cristiano, y el Papa explicó cómo: “El silencio nos dice que también nosotros, si queremos custodiarnos, tenemos necesidad de silencio. Tenemos necesidad de permanecer en silencio mirando el pesebre. Porque delante del pesebre nos descubrimos amados, saboreamos el sentido genuino de la vida. Y contemplando en silencio, dejamos que Jesús nos hable al corazón”.

Así, invitó a dedicar unos instantes al día a contemplar a Dios en silencio: “Reservar cada día un momento de silencio con Dios es custodiar nuestra alma; es custodiar nuestra libertad frente a las banalidades corrosivas del consumo y la ruidosa confusión de la publicidad, frente a la abundancia de palabras vacías y las olas impetuosas de las murmuraciones y quejas”.

También explicó que las cosas que María custodiaba en su corazón eran los “gozos y dolores” de aquellos días: “el futuro incierto, la falta de un hogar, la desolación del rechazo, la desilusión de ver nacer a Jesús en un establo”.

María “meditaba” todas estas cosas, “es decir las repasaba con Dios en su corazón. No se guardó nada para sí misma, no ocultó nada en la soledad ni lo ahogó en la amargura, sino que todo lo llevó a Dios. Así custodió”.

“Este es el secreto de la Madre de Dios: custodiar en el silencio y llevar a Dios. Y como concluye el Evangelio, todo esto sucedía en su corazón”.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

PAPA FRANCISCO CRITICA A LOS QUE QUIEREN BORRAR EL SIGNIFICADO DE LA NAVIDAD Y MARGINAR LA FE


El Papa critica a los que quieren borrar el significado de la Navidad y marginar la fe
Por Álvaro de Juana
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 27 Dic. 17 / 04:25 am (ACI).- La Audiencia General de este miércoles en el Aula Pablo VI del Vaticano estuvo dedicada al significado de la Navidad, y el Papa Francisco criticó con rotundidad a quienes eliminan su verdadero sentido.

“En nuestro tiempo, especialmente en Europa, asistimos a una especie de ‘desnaturalización’ de la Navidad: en nombre de un falso respeto de quien no es cristiano, que a menudo esconde la voluntad de marginar la fe, se elimina de la fiesta toda referencia al nacimiento de Jesús”.

Francisco prosiguió y dijo que en realidad el nacimiento de Jesús “es la única y verdadera Navidad”. “Sin Jesús no hay Navidad. Y si en el centro está Él, entonces todo lo de alrededor: las luces, los sonidos, las tradiciones locales, incluidas las comidas características, crean la atmósfera de la fiesta. Pero si le quitamos a Él, la luz se apaga y todo se convierte en algo falso, en solo apariencia”.

El Papa explicó que los cristianos deben “encontrar la luz verdadera, la de Jesús que, hecho hombre como nosotros, se muestra de modo sorprendente: nace de una pobre chica desconocida, que da a luz en un establo, solo con la ayuda de su marido”.

De esta manera “el Hijo de Dios se presenta también hoy a nosotros: como el don de Dios para la humanidad que está inmersa en la noche y en el sopor del cielo”.

El Pontífice criticó que el mundo de hoy prefiere “la oscuridad” y no quitarse “los propios malos hábitos”. Por eso, acoger este don “significa convertirse cada día en un don gratuito para aquellos que se encuentran en el propio camino. Y he aquí porqué en Navidad se intercambian regalos. El verdadero don para nosotros es Jesús, y como Él queremos ser don para los demás”.

Por último, el Santo Padre destacó que en Navidad “podemos ver cómo la historia humana, la que es movida por los potentes de este mundo, es visitada por la historia de Dios”.

“Es Dios el que involucra a aquellos que, confinados a los márgenes de la sociedad, son los primeros destinatarios de su don, es decir, la salvación llevada por Jesús”.

“Con los pequeños y despreciados, Jesús establece una amistad que continúa en el tiempo y que nutre la esperanza para un futuro mejor”, subrayó. “Con ellos, en cada tiempo, Dios quiere construir un mundo nuevo, un mundo en el que no haya más personas rechazadas, maltratadas y que vivan en la indigencia”.

jueves, 21 de diciembre de 2017

PAPA FRANCISCO: NO QUIERO TRABAJO EN NEGRO EN EL VATICANO


Papa Francisco: “No quiero trabajo en negro en el Vaticano”
Por Miguel Pérez Pichel
Foto: L'Osservatore Romano





VATICANO, 21 Dic. 17 / 09:18 am (ACI).- El Papa Francisco pidió trabajo digno para los empleados del Vaticano y reclamó el fin del “trabajo en negro”, es decir, no regulado, en la Santa Sede.

El Santo Padre realizó este pedido durante la audiencia que mantuvo con los trabajadores del Vaticano para felicitarles la Navidad.

Francisco agradeció a los empleados vaticanos por su trabajo y les recordó que su labor “es la que hace funcionar este ‘tren’, el Vaticano, la Santa Sede, que parece tan pesado, tan grande, con tantos problemas, con tantas cosas. Cada uno de vosotros da lo mejor de sí para hacer este trabajo”.

Insistió en que “sin el trabajo que hacéis esto no andaría bien. Y esto significa que el trabajo de la Iglesia, el trabajo por la predicación del Evangelio, para ayudar a tanta gente, a los enfermos, para que funcionen las escuelas, no se podría hacer sin vosotros. Sois parte de esta cadena que lleva adelante la Iglesia”.

El discurso del Pontífice se centró en la palabra “trabajo”. El Papa rememoró las palabras de una señora que pedía ayuda para los trabajadores precarios. En este sentido, reveló ante los presentes que, recientemente, “tuve una reunión con el Cardenal Marx, que es el Presidente del Consejo de Economía, y con Mons. Ferme, que es el Secretario, y les he dicho: ‘No quiero trabajo en negro en el Vaticano’”.

“Así como he dicho que no se debe dejar a nadie sin trabajo, también digo que debemos trabajar para que no haya en el Vaticano ni trabajadores precarios, ni trabajos precarios”.

El Papa reconoció que se trata de “un problema de conciencia para mí porque no podemos predicar la doctrina social de la Iglesia y luego hacer estas cosas que no están bien. Se entiende que durante un tiempo hay que probar a una persona, sí. Se la prueba durante un año, quizás dos, pero hay que detenerse ahí. En negro, nada. Esta es mi intención. Vosotros ayudadme. Ayudad a resolver este problema de la Santa Sede”.

Destacó también que “el trabajo es vuestro camino de santidad, de felicidad, de ir adelante. Hoy, la maldición más fea que hay es no tener trabajo. Y tanta gente que conocéis no tienen trabajo. Porque el trabajo te da la dignidad, y la seguridad del trabajo te da la dignidad”.

No obstante, reconoció que se trata de un problema que no sólo afecta al Vaticano, a Italia o a Europa: “Es un problema mundial. Es un problema que depende de muchos factores en el mundo. Conservar el trabajo es tener la dignidad. Llevar el pan a casa, y lo llevo yo porque lo gano yo. No porque voy a Cáritas a recogerlo, no. ¡Porque lo gano yo! Esto es dignidad”.

La segunda palabra sobre la que reflexionó es “familia”. “Yo querría decir con sinceridad, cuando me entero de que una familia vuestra está en crisis, de que hay niños que se entristecen porque los padres están peleados, yo sufro. Dejaros ayudar”.

“Por favor, salvad vuestras familias. Sé que no es fácil. Que hay problemas de personalidad, problemas psicológicos. Muchos problemas en un matrimonio, pero tratad de buscar ayuda a tiempo. Custodiad la familia. Sé que entre vosotros hay algunos separados, lo sé y sufro con vosotros. Pero dejaros ayudar. Si la cosa ya está hecha, que al menos no sufran los niños, porque cuando los padres discuten, los niños sufren”.

“Un consejo que os doy: nunca discutáis delante de los niños. Nunca”. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...